La domótica, lo último en tecnología para el hogar

La domótica, lo último en tecnología para el hogar

La domótica es una de esas tecnologías que estamos descubriendo en los últimos años y que poco a poco nos ayudarán a ir haciendo nuestra vida mucho más cómoda y es que gracias a la aplicación de esta nueva solución tecnológica, entre otros, podremos ser capaces de controlar todo aquello que afecta de forma directa a nuestro hogar. Así, desde las luces a la calefacción, ya no será un problema que salgamos de casa y nos hayamos olvidado algo encendido, puesto que podremos ser capaces de apagar ambos ejemplos de forma remota con la ayuda de nuestro móvil u ordenador. Así, la domótica llega para revolucionar nuestro día a día y permitirnos controlar todo aquello que nos imaginemos y que, con el paso del tiempo, el avance de las comunicaciones y el desarrollo de la tecnología, se irá ampliando la oferta de posibilidades que nos abrirá. Sin embargo, hasta el momento, con una aplicación todavía mínima en la mayoría de los hogares, quien cuenta con este sistema ya sabe todos los beneficios que otorga y, para quien no, a continuación, se los detallaremos.

Entre las múltiples funcionalidades que nos puede ofrecer la domótica, algunas de las mejores soluciones pasan por:

  • Lograr una mayor eficiencia energética. La domótica nos ayudará a reducir la factura de la luz mediante un uso más racional de la energía. Así, por ejemplo, conmutando y regulando la luz, regulando automáticamente los elementos de climatización, e incluso mediante griferías inteligentes que controlan el caudal y la temperatura del agua. Todo ello, como os decimos, accionado de forma remota por nuestro terminal móvil, con lo que podremos encender la calefacción diez minutos antes de llegar a casa para que esta esté caliente, en lugar de dejarla todo el día al mínimo.
  • Reducir el impacto de nuestros modos de vida. Debemos de tener muy en cuenta que actualmente los edificios consumen más del 40% de la energía utilizada en la Unión Europea, lo que los convierte en un gran sumidero energético que se debe de controlar y reducir, por lo que no es de extrañar que la reducción de este consumo se perfile como una búsqueda cada vez más necesaria y demandada. Para ello, cada vez más empresas comienzan a ofrecer servicios de domótica para integrar en las viviendas, sin embargo, si realmente queréis que en vuestro hogar se lleve a cabo un trabajo profesional y que pueda derivar en una buena reducción del impacto de nuestros modos de vida, nosotros os recomendamos que os pongáis en manos de Delbin Ingeniería, puesto que ellos son una compañía que conoce y trabaja la domótica mejor que nadie y, por ello, os pueden hacer una instalación adaptada a las necesidades de vuestro hogar, para que tengáis lo que realmente precisáis.
  • Revalorización de los inmuebles. Esta se trata de una ventaja relacionada con las anteriores que hemos mencionado y es que, por un lado, un edificio que sea más eficiente en términos de consumo energético adquiere un mayor valor de mercado, pero el respeto por el medioambiente también es un parámetro cada vez más demandado por los consumidores, de tal forma que el precio de venta o alquiler podrá ser mayor. Además, aquí pueden entrar en juego otros conceptos como la inmótica, que se define como la domótica integrada en un edificio al completo, o incluso el turismo ecológico y el uso de medidas adicionales en esta línea, como la generación de energía mediante fuentes renovables, unos factores cada vez más en alza y que ayudan a revalorizar un inmueble.
  • Hacer la vida más fácil a personas mayores, niños, etc.En este aspecto, la domótica también es un gran aliado de los más mayores, así como también de las personas con movilidad reducida o los más pequeños. Puesto que, a fin de cuentas, la tecnología puede favorecer un control del entorno más intuitivo y sencillo, así como de forma remota, por lo que para aquellos que suponga un esfuerzo complejo, no tendrán siquiera la necesidad de levantarse para hacer algo concreto.

La seguridad, una de las claves de la domótica

La seguridad es uno de los puntos más fuertes de la domótica y es que al poder controlar un domicilio desde el exterior, esto se traduce en que tendremos un control total sobre lo que está ocurriendo en su interior. Así, en caso de que ocurra algo, podremos recibir alertas en nuestro terminal móvil o, en caso de que nos entrasen a casa, seríamos capaces de poder bloquear puertas y ventanas o cerrar las persianas, encender o apagar todas las luces, hasta que llegasen los cuerpos de seguridad del estado a detener al ladrón.