El branding y el packaging, dos de los conceptos de moda en las compras online

El branding y el packaging, dos de los conceptos de moda en las compras online

A la hora de comprar por internet debemos de tener en cuenta una serie de variables que nos pueden ayudar a que no nos timen y a que no nos den gato por liebre, sin embargo, esto no es a lo único que tendríamos que prestar atención, dado que el auge que están teniendo las plataformas en línea está motivando que sean muchos los factores que vayan variando con el paso del tiempo y, con ello, a los que tengamos que prestar atención para hacer una buena compra. Y es que esta es la visión que debe de tener todo cliente, sin embargo y como es lógico, no es la única parte implicada, puesto que por la banda del comerciante, adaptarse a los nuevos tiempos también es primordial para no quedarse atrás en ventas y poder competir contra una competencia que cada vez cuenta con un mayor poder en todo el mundo, con independencia del lugar en el que esta se encuentre y es que en el punto que estamos ya podemos decir que casi todo se maneja ya a través de la red y los servicios en la nube.

Por todo ello y siguiendo por la línea del comerciante, cada día que pasa hay dos términos que escuchamos de forma recurrente, siendo uno de ellos el branding y el otro el packaging. En ambos casos son términos ingleses que se refieren, respectivamente, al nombre que le damos a un producto o a un subproducto y en segundo término al empaquetado con el cual lo ponemos a la venta en el mercado. Ambos conceptos pueden parecer una tontería para todas aquellas personas que no trabajan de tu a tu con las ventas, sin embargo, para aquellos que, si que tenemos que lidiar con los productos y con los clientes en nuestra rutina diaria, son sumamente importantes. Por ello, en el caso de que vosotros tengáis que llevar a cabo una acción de renombrado o queráis darle una vuelta al empaquetado de vuestros productos para ganar más clientes, nuestra recomendación pasa por Noreste, un importante estudio de diseño gráfico que encontrará una solución ideal para todas vuestras preocupaciones y es que en los tiempos que corren todas las empresas han de renovarse para adaptarse al mercado actual, desde las más pequeñas a las más grandes, como Coca-Cola, quien viene de refrescar su logo y añadirle una lengua gigante para así marcar una nueva etapa más actual, todo ello, mientras mantiene la esencia de su imagen icónica. Y es que no siempre es necesario dar un gran cambio para que este sea efectivo y un ejemplo de ello lo encontramos en Correos, una empresa pública española que también le ha dado una vuelta a su imagen para simplificarla y hacerla más propia de los tiempos que corren.

La realidad es que todo esto se debe a los cambios que está propiciando internet y es que hoy en día, gracias a la logística, podemos pedir un producto en cualquier parte del mundo y recibirlo en muy pocos días en nuestro domicilio, lo que hace que ya no acudamos, o lo hagamos en menor medida, a las tiendas de barrio de toda la vida. Es por ello por lo que todo el mundo se está reinventando para ser más atractivo y visual y poder entrar por los ojos a los clientes que no tienen decidido por que producto se van a decantar. Así, en muchos casos, el packaging juega un papel primordial, dado que inconscientemente siempre nos decantaremos por aquel que sea más atractivo para nuestra vista. Asimismo, el branding nos acabará de convencer en una decisión, dado que, ante dos productos similares, siempre iremos a por el de la marca más conocida que haya y que será, normalmente, la que mejor valoremos.

En internet no todo lo que reluce es oro

Como os decíamos al comienzo de la publicación, en la red no todo lo que reluce es oro, por lo que siempre debemos de decantarnos por sitios web de confianza, en los que tanto nuestras compras como nuestros datos se manejen con seguridad y garantías, puesto que de lo contrario no solo podríamos perder dinero, sino que también podrían verse afectados nuestros datos personales, así como los de nuestra tarjeta de crédito. Por ello, para evitar que nos suplantes los datos, sobre todo los bancarios, una de las mejores opciones de compra que nos podemos encontrar la tenemos de la mano de las tarjetas virtuales, una opción segura que nos ofrecen la mayoría de entidades bancarias.