La última tecnología siempre está al servicio de la industria

La última tecnología siempre está al servicio de la industria

Con el paso de los años hemos ido viviendo un crecimiento y un desarrollo como sociedad muy importante y es que, tras años de recesiones y estancamiento, hoy en día volvemos a seguir la senda del avance y de la prosperidad. Esto es algo que se da en todos y cada uno de los campos del conocimiento y es que, aunque nos centremos en la industria, lo cierto es que otras especialidades como la medicina o como el desarrollo científico también han ido avanzando a pasos agigantados en los últimos tiempos.

Si bien es cierto que la informática también ha tenido y tiene su parte de culpa en que seamos una sociedad cada vez más compleja y desarrollada y es que el avance de las operaciones en ordenadores y de las nuevas formas de conectarnos que nos ha abierto, nos ha dado la posibilidad de que científicos y estudiosos de todo el mundo puedan unir sus fuerzas en un único fin común, que no es otro que sigamos creciendo como sociedad y como civilización inteligente. Pero hoy os hablaremos de las aplicaciones, los usos que la tecnología más puntera le está dando a la industria y, por tanto, a nosotros como sociedad.

Hasta no hace mucho tiempo hacíamos nuestros cálculos a ojo y es que todavía no teníamos herramientas de precisión que nos sirviesen para poder trabajar con una exactitud casi del 100% de efectividad, sin embargo, hoy en día, tenemos un gran abanico de posibilidades para llevar a cabo mediciones. Este que os acabamos de poner, es solo un ejemplo de lo que han ido evolucionando los campos de estudio tecnológico, pero que os lo podríamos extrapolar a precisión a la hora de pesar algo, al estudio de nuevos materiales, de nuevas fórmulas… Y es que, en la actualidad, todo es mucho más preciso de lo que lo era hace solo unos años y, a su vez, es menos fiable de lo que lo será en un futuro cercano, puesto que todo avanza y, gracias a la tecnología, cada vez lo hace de una forma más veloz.

Esto de lo que os hablamos es algo que podemos ver cada día en las noticias y es que leer titulares como que Matsa ha inaugurado un centro de alta tecnología que controla de las operaciones mineras de Aguas Teñidas y Magdalena es algo que cada vez es más habitual. De hecho, en este caso concreto, se trata de un centro de control que monitoriza todo lo que ocurre en las citadas explotaciones mineras, por lo que podemos estar al tanto sin necesidad de estar de forma física en ellas. Ahora bien, la seguridad es primordial y por eso cada vez son más los mecanismos que se crean para garantizarla. Ibertronix pone a disposición de sus clientes unas cámaras y unos sistemas termográficos para interiores y exteriores de hornos rotatorios, así como detectores de humedad y de incendios que en espacios tan angostos y complicados cmo las minas, pueden ser de vital importancia. Y es que cada vez se precisa más tecnología en cada una de las empresas del mundo. Esto se debe a que todos los empresarios ya se han dado cuenta de que el futuro pasa por la investigación y el desarrollo y que, gracias a ello, todos los procesos productivos que tenemos hoy en día se van a ir mejorando y adaptando a las nuevas realidades que vayan surgiendo con el paso de los años y con la demanda y necesidades que haya en cada momento.

Si bien es cierto que una cosa hay que tenerla clara y es que la tecnología más puntera, además de para la medicina, siempre estará a disposición de la industria y es que ella es la responsable de que sigamos avanzando.

¿Siempre es necesaria la tecnología punta?

Aunque a lo largo del post os decimos que el futuro pasa por la investigación y el desarrollo de tecnología puntera, lo cierto es que, en ocasiones, las soluciones más simples son las más eficaces. Prueba de ello la encontramos en las plantas de ensamblaje de automóviles, donde cada día cientos de robots montan coches sin cesar para poder sacarlos al mercado. Sin embargo, la realidad es que en uno de esos procesos suele haber una rueda de bicicleta colgando de un punto fijo que es la que se encarga de cerrar las puertas de los vehículos, mediante su giro continuo. Por ello, no siempre la tecnología más puntera o más cara es la más eficaz, siempre debemos de usar lo correcto en cada ocasión y es que solo así, no malgastaremos recursos.