Internet, un medio ideal para reducir la siniestralidad laboral

No hay nada más indignante que sufrir un accidente en el trabajo, sobre todo por el hecho de que este tipo de accidentes se pueden evitar de una manera que es ahora más simple que nunca. Desde luego, nadie podrá dudar que en este momento de la Historia en el que nos encontramos tenemos más cerca de la mano todos esos medios que nos son necesarios a la hora de terminar con muchas de las principales causas que ocasionan estos accidentes. Es algo claro y evidente.

Internet es ese medio que tan útil resulta y que tantas ventajas nos puede llegar a proporcionar en este sentido. De hecho, es el elemento en el que más están confiando las empresas para tratar de conseguir que se reduzca ese índice de siniestralidad en el trabajo que es tan injusto y que, como decimos, en la gran mayoría de los casos es susceptible de ser mejorado. La gran cantidad de empresas que se dedican a proveer de servicios de prevención de riesgos laborales a otras empresas es lo que permite que esto sea posible.

Internet es ese medio gracias al que podemos soñar con darle la vuelta a las cifras. Unas cifras que no nos dejan nada tranquilos en la actualidad. A continuación vamos a repasar algunas de ellas. Según indica una noticia publicada en el medio peruano La República, cada año en el mundo se produce un total de 317 millones de accidentes laborales, algo que deja claro que este tipo de situaciones es bastante más común de lo que mucha gente puede llegar a pensar en un momento determinado.

Por su parte, la Organización Internacional del Trabajo (ILO por sus siglas en inglés) destacó en una noticia que vio la luz en su página web que cada año, a lo largo y ancho del mundo, mueren 2 millones de personas a causa de esos accidentes de los que venimos hablando. No cabe duda de que solo la cifra ya asusta. Desde luego, es como para replantearse todo lo que tiene que ver con la prevención de riesgos laborales. Y nos da por pensar algo que va más allá. Teniendo en cuenta que la tecnología no era la misma hace 40 años, ¿cuánta gente podía morir a causa de algo relacionado con su trabajo?

Está claro que Internet va a marcar un antes y un después en lo que tiene que ver con la prevención de riesgos laborales, en primer lugar porque permite que una mayor cantidad de empresas y personas tenga acceso a una variedad más grande de servicios de este estilo. El principal dirigente de Workprotec, una empresa dedicada precisamente a este tipo de funciones, nos ha relatado que, solo con la aparición de su empresa en la web y en las redes sociales se ha multiplicado el número de solicitudes de presupuesto que ha recibido.

La legislación, también de gran utilidad

Internet es imprescindible no solo porque nos pone al alcance de las manos los medios para tratar de conseguir una mejora en el campo de los riesgos laborales, sino porque también hace que tengamos un acceso más fácil y más rápido a todos esos documentos y a toda esa legislación que se encuentra vigente en la actualidad y a la que tenemos acceso con que entremos en la página web del Ministerio correspondiente. Esto es fundamental y todavía no se valora en su justa medida.

Los resultados poco a poco van mejorando, pero en un campo que conlleva una gran responsabilidad como este es inviable decir que el problema ha sido resuelto, sobre todo porque todos los años muere alguien en su puesto de trabajo y sería una falta de respeto flagrante que alguien considerara cerrado un asunto con este información. Desde luego, una cosa está clara: estamos dando pasos para conseguir recibir al máximo el número de accidentes y de muertes. Eso no se puede negar.

Hay muchas cosas que mejorar todavía, pero puede decirse que estamos en el buen camino, en la dirección correcta. Eso es posible gracias a Internet, un medio que nos ha facilitado la vida de una gran manera y que, en buena medida, nos ayuda a proteger esa vida y que nada de lo que esté relacionado con nuestro trabajo pueda afectarnos de un modo o de otro. Cuanto más avance la tecnología, más posibilidades tendremos de que se reduzcan esas cifras tan preocupantes de las que hemos hablado en este texto.