El sector del vino y la tecnología

Desde hace muchos años se pensaba que un sector tan tradicional como el vino no sería capaz de amoldarse a las nuevas tecnologías. Y estaban confundidos. Entre otras cosas porque en la actualidad no se puede ir a los mercados de Quijote. Ya se logró con el vino ecológico, y ahora se está haciendo con importantes innovaciones.

Empresas del sector del vino como Exportcave han sabido reinventarse y adaptarse a las nuevas tecnologías. Así en su web puedes encontrar desde los clásicos sacacorchos hasta sofisticadas cubiteras originales. Ha sabido aunar la tradición vinícola con las modernidades.

Las vinotecas tampoco tienen nada que ver con las de hace años. Ahora llega con diferentes capacidades, tamaños, refrigeraciones y funcionalidades. Desde los modelos de vinotecas más sencillos con refrigeración termoeléctrica, a las vinotecas más sofisticadas que incorporan sistemas de refrigeración por compresor,  preservación y dispensación de vino por copas. Y qué decir de los expositores refrigerados, que ahora son de diferentes capacidades y diseños que permiten ser personalizados total o parcialmente.

El winiefit One

Aunque lo más llamativo que puedes encontrar en Exportcave es el Winefit One , una máquina para conservar, dispensar y dosificar el vino tranquilo. Su sistema está basado en la conservación mediante gas argón. El aparato incorpora una pequeña bombona de gas argón que le permite dispensar hasta 50 botellas de vino. Su funcionamiento es muy sencillo, simplemente hay que abrir la botella y cerrarla con los tapones especiales de Winefit, posteriormente se introduce la botella en el dispensador y se selecciona el tipo de servicio deseado. Hay 3 tipos de servicio: manual, cata y copa.

Este Winefit te permite preservar infinidad de botellas a un precio asequible ya que podrá adquirir tantos tapones como quieras y únicamente utilizando una máquina. Este sistema puede combinarse con aparatos de refrigeración de vinos. ¿Qué te parece? A mí un gran invento.

Los productores

Por otro lado, los productores han visto que la mejor forma de crecer es aliándose. Y así, ha nacido bynse, la primera plataforma desarrollada con tecnología big data, que permite controlar el estado actual y las necesidades futuras de los viñedos. Una solución que facilita, a partir de datos desestructurados, la simplificación de procesos y la generación de una información que resulta muy valiosa para la toma de decisiones agronómicas. Por ejemplo, tras el análisis de datos recogidos a través de los equipos de medición de las condiciones microclimáticas, mapas de suelos, análisis foliares, modelos de desarrollo fenológico y predicciones personalizadas de riesgos de enfermedades, desarrollo, producción y madurez.

De esta forma, el productor conseguirá aumentar la eficiencia de su explotación, reducir los costes y mejorar la gestión empresarial gracias al control de los factores de riesgo y la mejora en la toma de decisiones. Pienso en mi abuelo que era viticultor y tenía que controlar todo a ojo. La verdad es que los tiempos han cambiado a pasos agigantados, y en este sector se nota con claridad.

Por último, el interés entre bodegas, universidades asociaciones y laboratorios por mejorar la calidad del vino, los procesos y el control se nota cada día más. Prácticamente en cualquier fase de la producción del vino se emplea la tecnología. Desde el cultivo y cuidado de las tierras hasta su venta y promoción.