Nuevos tiempos, nuevas soluciones

Me tocó emprender un negocio nuevo en la hostelería. Siempre he tenido bastantes ideas y en este caso quise salir de España y establecerme en Bucarest. ¿Qué hace un español en Rumanía? Pues montar un típico bar español.

Por motivos sentimentales me relaciono bastante con rumanos y me di cuenta que se amoldan a nuestras costumbres fácilmente. Así que, puesto que les encantan las bravas, el chocolate con churros, la paella y las cañitas ¿Por qué no ofrecer esto allí?

Siempre que mi trabajo me lo ha permitido he solido viajar por el mundo. Es realmente curioso la cantidad de restaurantes de otras comidas que hay en el mundo, especialmente italianos, norteamericanos o mexicanos ¿Por qué no españoles?

El caso es que para establecer mi bar tuve que lidiar con la burocracia del país del este. Todavía tienen ciertas cosas que el comunismo les dejó, como una lentitud a la hora de hacer los trámites y demás asuntos que hacen que montar un bar como tal sea un proceso algo tedioso.

El caso es que después de unos meses, teníamos el restaurante listo. Me acompañaban enesta aventura otro español, jefe de cocina y el resto serían rumanos que llevaban décadas viviendo en España y que eran de mi confianza por su profesionalidad, desempeño y por el amplio conocimiento de la gastronomía española y la rumana.

Aunque en menor medida también queríamos que la cocina del país de los Cárpatos también estuviese representada, además de darle mayor variedad, hacía que también rumanos entrasen, lo que no viene mal, luego, eso sí, habría que ir dándoles a probar una buena tapa de tortilla de patata jeje.

Promoción Online

Además del negocio en sí, buscaba potenciar este bar en Internet. Sé que muchos españoles que están de erasmus en el propio Bucarest o en ciudades no muy lejanas podían venir e incluso ser uno de los puntos de encuentros de la comunidad española en la capital rumana. Para ello lo mejor era hacer una web en condiciones que fuera atractiva. En España contacté con grupoom.es, los cuales conocí viendo sitios en Internet que diseñarán páginas web y fueran expertos en marketing.

En 3 semanas ya tenían mi página web a todo lujo. Esto era bien importante, a lo que añadí los servicios de un SEO que, mediante el posicionamiento orgánico, y unas gotitas de SEM vitaminante, ayudarían a que mi página en poco tiempo comenzara a ser un referente en Bucarest en cuanto a restauración.

Además de todo esto, cuidé mucho la decoración del local, pues quería que tuviese imágenes de actores y deportistas conocidos españoles e incluso cuando vino la selección a jugar aquí invite a los medios de comunicación españoles desplazados, que me consiguieron una camiseta firmada por los jugadores para ponerla en el restaurante.

Echando la vista atrás, no puedo estar más contento de la decisión tomada, pues ahora tengo clientela estable e incluso estamos pensado habilitar un espacio para que los jueves venga a tocar alguna banda en acústico o alguna actuación humorística, iremos viendo cómo va la cosa.