Nuevas tecnologías para tratar la demencia senil

Sin duda el Alzheimer y otros trastornos neurodegenerativos como la demencia senil están cada vez más presentados, atacando la mente de nuestros mayores. Las investigaciones avanzan, pero a falta de cura o al menos diagnosticar el origen concreto de estas enfermedades, podemos refugiarnos en aquellas que pretenden mejorar la calidad de vida de los afectados.

En este sentido, sí hay algunos resquicios de esperanza. Entre ellos, los estudios que tienen que ver con la prevención o el mantenimiento de las personas afectadas por estos síndromes. Por ejemplo, el estudio que reveló que los videojuegos son beneficiosos tanto para niños autistas  como para personas con demencia senil. 

De esta manera, además de actividades sencillas como matemáticas o lectura, sudokus o prensa, también puede contarse con la tecnología como aliada para estas afecciones. Desde aplicaciones para móviles hasta videojuegos, pasando por últimos modelos de tecnología neuromédica y otros aparatos, los tratamientos para la mente también se adaptan a los nuevos tiempos.

Sin olvidar que la mayor y mejor medicina para estas personas es el cariño y el amor de la familia, el evitar que se sientan solos y sus cuidados diarios. Por desgracia, no todas las personas tienen tiempo, paciencia o maña para este tipo de actividades, de modo que lo mejor en ocasiones es optar por cuidados profesionales. La clínica Benviure en Barcelona es la única especializada en demencia senil. Más de 90 profesionales cualificados, entre los cuales tenemos a los mejores médicos y neuropsicólogos de Barcelona componen el equipo que se encargará de cuidar a los mayores con estas dolencias.

Diez años y las más modernas instalaciones atestiguan la calidad de vida que puede ofrecer la clínica Benviure. Además, sus servicios se diversifican de manera que la clínica puede usarse  tanto de centro de Día como de Residencia las 24 horas. De esta manera se resuelve el problema de la falta de tiempo de los parientes y queda atendido por auténticos profesionales.

Por que al fin y al cabo, la demencia senil es un asunto serio y requiere además de cuidados, todo el cariño y profesionalidad del mundo. Por que ellos se lo merecen.

Deja un comentario