Los verdaderos cuidados que toda piscina necesita

Por fin llega la época del año perfecta para poder disfrutar de la piscina, el verano. Si eres de esas personas afortunadas que dispone de piscina propia, o comunitaria, sabrás el placer que es bañarse en la piscina en un duro día de verano, de esos en los que el sol aprieta sin descanso y como si no hubiera mañana.

El placer de un buen baño no tiene por qué estar reñido con el dolor de ojos o el picor de piel, que producen las piscinas que no están bien mantenidas. Las piscinas necesitan de un mantenimiento especial tanto en invierno, como cuando se aproxima la temporada de baño, y durante la época de baño.

Si no se lleva a cabo un buen mantenimiento de la piscina nos arriesgamos a que el agua no sea adecuada para bañarse. Porque entre otro tipo de microorganismos, el agua sin tratar puede contener algas y bacterias que pueden ser perjudiciales para la piel. Y no hay nada peor que tener que aguantar picores que podíamos haber evitado con unos simples consejos. Existen muchos consejos por internet, pero algunos son contraproducentes.

Principalmente existen cinco consejos que todo especialista recomienda seguir, y os los vamos a comentar en este artículo. Hay muchos más circulando por la red pero nosotros hemos localizado los que son verdaderamente importantes. Estos cinco consejos consisten en: mantener los niveles de pH del agua, controlar los niveles de cloro, dar un tratamiento alguicida a la piscina, así como cuidar la dureza del calcio, mantener la bolsa del skimmer limpia, y, por último, pero no menos importante, limpiar el fondo y paredes de la piscina.

En primer lugar, vamos a hablar del nivel del pH del agua. La definición científica del pH lo describe como un coeficiente que indica el grado de acidez o basicidad de una solución acuosa. Donde el pH neutro es 7, y si es mayor la solución es básica, y si es menor es ácida. El nivel controlado del pH en el agua permite que no aparezcan ni proliferen las algas, además de no causar daños en las instalaciones.

Basta con mantener el nivel entre 7 y 7,8 para evitar que el agua esté turbia, y también para evitar que se obstruyan los filtros, los accesorios de la piscina y que se destruyan las partes metálicas del filtro. Además, evitará la incómoda sensación de picor en los ojos y en la piel, que muchas veces sentimos en piscinas. Para ello simplemente hace comprar medidores de pH que suelen venir con el producto para corregirlo.

En segundo lugar, mantener el nivel de cloro nos permitirá mantener el agua limpia y transparente, además de librarnos de los microorganismos. Las cantidades de cloro a diluir varía en función de la temperatura, el tamaño e incluso la lluvia, pero a modo orientativo basta con diluir veinte gramos de cloro por cada quince metros cúbicos de agua cada cinco o seis días en los skimmers.

En tercer lugar, merece la pena introducir en el agua alguicidas, para que ayuden a prevenir la aparición de algas, que dan mala imagen a las piscinas y hacen que el baño no sea placentero. Respecto a la dureza del calcio, es importante su control para que el agua no se vuelva corrosiva o que se formen escamas de calcio.

Por último, tenemos que mantener limpia la bolsa del skimmer para garantizar la circulación del agua por los filtros, ya que toda la suciedad de la piscina irá directa al skimmer. Y para ello también tenemos que limpiar los fondos y paredes mediante limpiafondos manuales, o bien con robots automáticos.

No basta solo con cuidar el agua

Dicho todo esto falta algo muy importante, el cuidado de la piscina. Las piscinas se deterioran con el tiempo debido a los materiales, y hay que mantener los azulejos en buen estado para que no suframos cortes. También hay que mantener las luces en buen estado para poder dar a la piscina un toque elegante.

Por suerte hoy en día existen materiales de última generación que aguantan los choques térmicos sin riesgo de rotura, además de ser resistentes al agua e inmunes al tiempo gracias a minerales y resinas especiales. Estoy hablando de Kerapool Tech, una avanzada tecnología con la que Piscinas DTP fabrica sus piscinas.