Comprar por internet: así se ahorra

Las estadísticas no mienten. En España el comercio electrónico ha aumentado de manera espectacular. En nuestro país el 44% de la población entre 16 y 55 años (12 millones de personas) realiza compras por internet con frecuencia. Las compras en internet pueden ser una verdadera oportunidad para adquirir productos con mejores precios cuando sabes cómo comprar. A continuación te vamos a contar cuatro leyes básicas para sacar el mayor partido a tus compras.

Usa los comparadores

En internet hay gran cantidad de información. Muchas veces te sientes abrumado, por lo cual
si quieres tener los mejores precios, opta por los comparadores. Así, podrás buscar y comparar ofertas de manera rápida y sencilla. Los tienes a tu disposición de todo tipo, desde vuelos y hoteles a seguros y muchos más. Pero ojo, que en ocasiones esos comparadores pueden estar enviciados. Es decir, que esa empresa tenga interés en promocionar alguna en concreto. ¿Me entiendes?

Los boletines

Aunque en ocasiones pensamos que los boletines que llegan a nuestro correo electrónico son un fastidio, hay que saber ver la oportunidad en ellos. Si ya estás inscrito, recuerda que las ofertas son por tiempo y stock limitado así que no dejes pasar demasiado tiempo si realmente te interesa lo que ofrece. Si no lo has hecho, recuerda marcar tus opciones favoritas. Normalmente suelen haber importantes descuentos. Aunque ojo, que luego te pueden marear con mucho spa. Como en la vida, todo en su justa medida.

Compra de manera lógica

Como en todos los aspectos de la vida, el exceso es malo. Por eso, hay que saber controlarse a la hora de comprar por internet. Recuerda que el ahorro no es mayor porque compres más barato sino porque organizas correctamente tu dinero y eliges bien en qué gastarlo. Existen numerosas herramientas y apps gratuitas para organizar tu economía sin tener que perder demasiado tiempo en ello. Sobre todo para evitar sustos a final de mes. No es la primera vez que una familia sale en los medios de comunicación por su excesivo gasto haciendo compras por Internet. Recuerdo a unos padres que dejaron a su hijo con el móvil y cuando regresaron la factura era de otro planeta.

Mucho ojo con los descuentos

Cuando compres no olvides revisar el importe final y, si incluye los impuestos y los gastos de envío para no llevarte malas sorpresas. Muchas veces no los incluyen, o simplemente nos meten algún gasto extra. Por eso tienes que estar muy atento a la famosa cesta de la compra, que es donde te suelen poner los gastos extras. Una buena manera de saber si estás comprando en un sitio seguro, es que lleven el certificado de seguridad en Internet. Algo que por ejemplo puedes encontrar en la página Cuerdas Valero, un lugar donde encontrarás todo lo relacionado con el mundo de la cordelería.

Haz caso a estas cuatro pautas y lograrás sacar el máximo rendimiento a tus compras por internet.