Cómo ampliar la Memoria RAM de tu portátil

Desde que cometí el error de comprar un portátil sin tener en cuenta si tenía o no mucha memoria RAM, siempre les recuerdo a mis amigos que tengan muy en cuenta este detalle si tienen que comprarse un ordenador.

Por suerte, hay formas de ampliar la memoria de tu portátil, y menos mal porque si no sé cómo hubiera hecho para solucionar mi problema al comprarme un ordenador que en nada tengo siempre lleno.

Junto con la SSD, la memoria RAM es el componente en el que a menudo piensa cualquier usuario a la hora de renovar o mejorar el desempeño de su ordenador portátil o de sobremesa. Al menos, el tipo de usuario que sabe algo de ordenadores. Si bien, lo bueno de cometer errores es que siempre terminas aprendiendo mucho de ellos.

Y es que, convienen conocer muy bien qué aporta la memoria RAM, como siempre escoger la más adecuada y las características de una memoria RAM, son algunos aspectos a tener en cuenta antes de la compra.

Consejos útiles si tienes que comprar una Memoria RAM

Para empezar, es importante saber cuánta memoria RAM necesitas para tu PC. La cantidad de memoria RAM es uno de los factores de decisión más importantes, os lo aseguro. Ahora bien, acertar con la cantidad de memoria no es tan sencillo.

Para un usuario básico con apenas edición de documentos o navegar por Internet, 4 GB de memoria RAM es ya un mínimo sobre el que tratar de ampliar si el presupuesto lo permite.

Si no estamos comprando un PC sino tan solo ampliando la memoria del que ya tenemos, como ha sido mi caso, lo mejor es determinar si necesitamos más memoria en nuestro ordenador y cuánta podría ser. Comprobar cuáles son nuestras tareas habituales que realizamos con el PC, cuánta memoria consumimos es el primer paso para tomar la decisión acertada.

Tanto Windows, como en MAC o Linux hay opciones para consultarlo, como es el Administrador de Tareas o el Monitor de Actividad.

Una vez que hemos decidido la cantidad de memoria que queremos comprar para ampliar la base de nuestro equipo conviene consultar las marcas que más nos convenzan.

En mi caso, después de consultar y siguiendo la recomendación de un amigo que entiende bastante del tema, terminé por comprarme un par de memorias RAM en Liquistocks de la marca Hynix.

Lo cierto es que me ha resultado una de las mejores decisiones que he tomado últimamente, y es que con la poca memoria que tenía en nada me dejaban de funcionar los programas o me era imposible guardar algunos archivos importantes.

Sin duda, es a base de cometer errores al elegir mal un producto cuando te das cuenta de lo importante que son determinados artículos para hacerte las cosas más fáciles. Ahora sé que hay determinadas cosas, principalmente las tecnológicas, en las que, casi siempre, sales ganado al invertir un poco más al principio porque a la larga se trata de una herramienta de trabajo y te puede ahorrar muchos dolores de cabeza más adelante.